Apoyo

Apoyo
La actitud mental adecuada

A veces, un velocista empieza bien la carrera. Suena el disparo de salida ¡y los corredores salen a la velocidad de un rayo! Pero tras 50 o 60 metros, esas piernas veloces empiezan a sentirse pesadas ¡y el corredor se queda atrás sin fuerzas para ganar la carrera. Dios sabe que no podemos ganar el “Partido de la Vida” solos. Él da a todos los que le confían su vida un ayudante especial, el Espíritu Santo. Él es nuestro entrenador invisible, el propio Dios en la voz interior que nos ayuda a jugar y terminar como ganadores el “Partido de la Vida”.

Un buen equipo

No importa si eres parte de un equipo o juegas a un deporte individual. Nadie se convierte en campeón solo; siempre hay un equipo para ayudar. Ser compañero de Jesús es fundamental, y estar rodeados de otras personas que lo aman y siguen es clave para ganar el “Partido de la Vida”. Busca una comunidad de personas que sigan a Jesús, con los que crezcas y compartas la vida y la fe. No hay mejor manera de recibir apoyo y ánimo.

Encontrarás una lista de contactos al final. A través de ellos puedes encontrar a otros seguidores de Jesús que también quieren jugar el “Partido de la Vida” de acuerdo a las reglas de Dios.

Anterior 7/10 Siguiente

copyright © athletes in action schweiz