Victoria y derrota

Victoria y derrota

La vida no siempre nos da lo que esperábamos. La victoria y la derrota van muy a menudo de la mano. Aun así, sabemos que Dios está siempre con nosotros.

Alcanzando la línea de meta juntos

En las semifinales de los 400m durante los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, el corredor Británico Derek Redmond, que estaba en una prometedora posición entre los líderes de la carrera, tropezó y cayó a unos 100m del final. Con expresión de dolor, luchaba por levantarse y acabar la carrera, incluso aunque sólo fuera para terminar el último. Apenas podía continuar. De repente, un hombre saltó desde las gradas a la pista, cruzando todos los controles de seguridad y dirigiéndose al atleta caído. Con gran cuidado ayudó a Derek a ponerse en pie, apoyando el brazo de su hijo sobre sus hombros. Millones de personas fueron testigos de cómo este hijo y su padre cruzaron la línea de meta juntos, animados a cada paso con un atronador aplauso de la multitud en el estadio. Estos hombres fueron verdaderos campeones aquel día a los ojos de todos los que los vieron.

 

Anterior 9/10 Siguiente

 

copyright © athletes in action schweiz